lunes

Cada día soñamos briefings que se convierten en llamadas que despierten la Atención, el Interés y el Deseo de eso que tan mal llamamos target. Que provoquen la Acción y transformen lo que nosotros soñamos en objetivos de comunicación cumplidos. 

Cada día es un no dormirse en los laureles, una pelea contra las prisas, los presupuestos menguantes y el pánico a la hoja en blanco.

Las musas ni existen ni son los padres. La creatividad ni es arte ni don divino. Las palabras no las carga el diablo, las cargan la técnica, el conocimiento, la experiencia y el buen hacer.

La creatividad es un músculo y las palabras esteroides.

Conozcamos su trucos, sus leyes y sus secretos y pongámoslas a trabajar para que, aquellos que alquilan nuestro sueños puedan dormir tranquilos.






Páginas